Una comida en un restaurante de EEUU equivale a dos o más comidas saludables

Es sabido que Estados Unidos es la cuna de la comida rápida de dudoso aporte cualitativo. Un estudio revela exactamente qué nos aporta de más: una comida en un restaurante proporciona calorías que equivalen a dos o más comidas saludables. Y no hablamos sólo de restaurantes de comida rápida o grandes cadenas, sino que independientes o cadenas con menos de 20 locales también están dentro de la investigación. 

Según este estudio que ha realizado la Universidad de Tufts en Boston, de media, las comidas de los restaurantes contenían unas 1200 calorías, lo que es más del doble del requerimiento diario para mujeres y el 44% del requerimiento diario para hombres. 

“Los restaurantes de comida rápida se llevan las culpas todo el tiempo pero este estudio muestra que las cadenas más pequeñas y los restaurantes independientes que no comunican su información nutricional son tan malos cuando se trata del tamaño de las porciones”, comenta Susan Roberts, autora del trabajo. 

Para llegar a estas conclusiones, entre 2011 y 2014, el equipo capitaneado por Roberts, analizaron 420 comidas de restaurantes independientes seleccionados al azar en Boston, San Francisco y Little Rock (Arkansas). Además, en las mismas ciudades, también se seleccionaron 56 comidas de grandes cadenas. Los resultados no son muy halagüeños para los que comen fuera y quieren tener una dieta saludable: el 92% de las comidas contenía más de 570 calorías. Recordemos que una mujer necesita alrededor de 2000 calorías diarias para mantenerse en el mismo peso. Por tipos de comida, la americana, china e italiana contenía un promedio de 1500 calorías, y la griega, japonesa y tailandesa entre 900 y 1100. Y, comparando con las comidas de grandes cadenas, la diferencia es de 68 calorías menos en el caso de las cadenas frente a los restaurantes independientes. 

“Las personas pueden dejar de culparse a sí mismos por comer en exceso cuando comen fuera y pueden empezar a culpar a los restaurantes por su creación”. Lo que la investigadora propone es que la legislación empuje a los restaurantes a fijar el precio de su comida por porción. “Supongamos que desea lasaña, pero sólo quiere una porción de un tercio. Se podría pedir esa cantidad y pagar una tercera parte del tercio”. 

“Podemos pensar que estamos comiendo más sano automáticamente al optar por comer en un lugar que no sea comida rápida o una gran cadena de restaurantes, pero parece que sólo nos estamos engañando a nosotros mismos”. 

Además, se proponen varios trucos para rebajar la cantidad de calorías, como compartir la comida con un amigo o pedir que sólo te sirvan media ración y la otra media te la pongan para llevar. 

 

Asociate

¿Quieres Asociarte?

Estatutos AEGN

Descarga el los estatutos de la Asociación Española de Gastronomía y Nutrición en formato PDF

AEGN en Twitter

AEGN
Más del 4% del total de accidentes se producen en hostelería. Por eso, es necesario este manual que se acaba de pre… https://t.co/urlXZafFdC
AEGN
El vino que no provoca malestar ni dolor de cabeza https://t.co/xmyBzWw6f1 @PagoCarraovejas https://t.co/syHhjGjpvY
AEGN
Interesante actividad organizada por @musacces sobre la pluralidad de las artes, incluyendo la #gastronomía https://t.co/Pb1fkVju09
Follow AEGN on Twitter
Subir