MIS ULTIMAS CATAS 13.10.2016

En esta entrega, aparecen vinos de apartados y casi desconocidos orígenes como las altas tierras de Manchuela, el Valle del Jarama madrileño y la comarca leonesa del rio Jamuz. Hay mucho terruño y voluntad familiar entre ellos. Como contraste, los imperecederos Pesquera  y Barbadillo que relucen en todas las vinacotecas, ponen broche al surtido.

(93 GP)  RETO 2015 BLANCO Manchuela  12€
Bodegas y Viñedos Ponce se hallan en el término municipal de Iniesta en plena Manchuela. José Antonio Ponce es un agricultor con alma sensorial. Sus 22 hectáreas las disfruta con la fruición de quien ama la tradición y pone brío en la recuperación de variedades a punto de extinción como la Moravia agria y la albilla que, para los mortales de hoy, son aromas y sabores nuevos. Tal es el caso de la cepa albilla de Manchuela. Desde la cosecha 2012 el vino ha escalado puntos en la Guía Peñín a medida que el carácter de la variedad y su terruño, se han podido identificar de un modo notable. Color pajizo con irisaciones amarillas, aroma potente, con profusión de notas de lías finas de la albilla de Manchuela, una variedad con sensibles diferencias del albillo de Gredos, aunque con ese punto común de notas silvestres de viñedo continental elaborado con levaduras autóctonas. Un vino con personalidad y con recuerdos de hierbas secas de monte en infusión y toques minerales. En boca es fresco, persistente, con una ligera dulcedumbre muy bien armonizada con la acidez, sabroso, un excelente modelo del blanco mediterráneo.

(88 GP) ALTOLANDON DOÑA LEO 2014 BLANCO (MANCHUELA) 7€
Altolandón es una bodega de familia perdida en el altiplano conquense equidistante de Teruel y Cuenca. El entusiasmo del matrimonio Manuel y Rosalía por las viñas, se asemeja a la felicidad de los ermitaños de los monasterios inaccesibles. La bodega, rodeada de 125 hectáreas, parece representar el mismo escenario. En ese límite de cultivo, resulta interesante comprobar como vegetan variedades como cabernet sauvignon, chardonnay, bobal, cabernet franc e incluso la malbec. El blanco que nos ocupa es un vino orgánico de moscatel de grano menudo (la variedad de tierra adentro) cuyas viñas están cultivadas a más de 1000 metros de altitud. Sus insospechados 12º 5 no se perciben en la boca gracias a su tacto graso de una moscatel, que en este vino es más mineral qué almizclada. No obstante, resulta difícil lograr de una casta de este calibre, la complejidad que se obtiene con una maduración mayor del grano. Su acidez está muy equilibrada a pesar de su baja graduación en estos tiempos más alcohólicos, lo que le da una cierta redondez y sabrosidad, tiene la finura propia de los viñedos de suelos de componente calizo y un acidez evidente, gracias a la amplitud térmica con alta temperatura por el día y fresco casi frío por la noche.

(87GP) BARBADILLO “BLANCO DE BLANCOS” 2015 (Tierra de Cadiz) 7€

En los últimos 8 años Barbadillo es todo un frenesí. No solo nos asombra con sus “reliquias” y con sus manzanillas de “sacas” de estación, sino también es capaz de desafiar al mercado con sus blancos secos hasta el punto de ser líder en ventas de vinos blancos a nivel nacional con su Castillo de San Diego. Este “Blanco de Blancos” (hoy no es una perogrullada porque también se hacen blancos de uvas tintas) es un paso de tuerca de esta gama.

Su potencia aromática choca frente a la neutralidad sensorial del Castillo de San Diego, algo inferior al descrito. Es sabroso, ligero, fresco, con sabor, es una mezcla de Verdejo y sauvignon blanc y un toque de moscato que, me imagino, será la moscatel para darle un viso exótico. El color es pajizo, de aroma potente, con recuerdos hierbas de tocador y fruta blanca. En su conjunto es correcto.

(s.c)UVAS VELOCES 2015 TINTO (VINO DE MESA “VALLE DEL JARAMA) 9,30€

En el catastro de 1972 El Molar, situada al norte de la provincia de Madrid, aparecía como una subzona vitivinícola de lo que antes se llamó Tierra de Madrid. Era la “cuarta subzona”. Lo atestiguan un gran número de bodegas subterráneas que se extienden en torno al cerro principal de la localidad. La que fue una zona próspera antes de la filoxera de la garnacha “fría” de la provincia de Madrid, renace de la voluntad de Oscar Pasanau, que quiso perderse en un lugar escondido, lejos del Priorat, su tierra, para plantar otras raíces en el valle del Jarama. Por el momento la zona no ha recibido las bendiciones de la D.O. Vinos de Madrid aunque la decisión esté en puertas.  El tinto posee algo en común con sus hermanos de Gredos en ese toque salvaje y mineral, si bien, la acidez y la frescura son mayores ya que sus viñedos se hallan a 200 metros más altos que los de la subzona de San Martín de Valdeiglesias. Su color es granate guinda, con un aroma fresco, con recuerdos de hierbas secas y toques terrosos de una elaboración ecológica, con un paladar ligero, sabroso, complejo, rico en matices y de fácil trago.  

(87 GP) PESQUERA 2013 CRIANZA TINTO (RIBERA DEL DUERO)  17€

Alejandro Fernández fue el creador de aquel retrato del ribera de finales de los Setenta. Un tinto potente, carnoso, oscuro, con generoso roble americano pero integrado en su fornido músculo. A Alejandro siempre se le dio bien los reservas y no tanto los crianzas. Siempre fue algo perezoso en modernizar sus pesqueras pero parece que con este vino ha entrado en razones. Este es el Pesquera del siglo XXI, sin la intensidad del color de sus primeros años y midiendo los tiempos en roble con un equilibrio entre la fruta y los tostados de la madera. Sin embargo, se ha alineado con ese sabor más global de un gran número de crianzas de la zona, perdiendo ese signo tan característico y cercano del Pesquera, solo perceptible todavía en su Reserva.

(s.c )AROMAS DEL SILENCIO 2014 TINTO  (CASTILLA Y LEON) 15€
La bodega se halla en Herreros de Jamuz, a pocos kilómetros de La Bañeza, en otros tiempos llego a ser la comarca mediática de los Vinos De León. Una aventura del matrimonio formado por María José Galera y Miguel Ángel Alonso que, desde un origen ocioso como finca de vacaciones, quisieron retomar la tradición casi perdida de los vinos de la comarca de Jamuz. Una bodega que dará que hablar después de fichar al indomable Raúl Pérez, entusiasmado de los suelos y del clima continental de esta tierra. El berciano prepara sustanciosas novedades con la gama alta Fuentes del Silencio con el matrimonio de la mencía continental y la prieto picudo.

Aromas del Silencio 2014 todavía no representa este ensamblaje sino la de prieto picudo, garnacha y merlot. El peso sensorial de la prieto picudo se percibe con ese rasgo terroso y de fruto rojo silvestre, con un matiz más maduro de fruta negra de la Merlot. El color es oscuro con ribete granate de cierta viveza, su aroma es potente, frutal, mineral terroso, con cierta complejidad y que recoge el lugar más que la definición de las dos variedades. A la boca es cálido pero con buena acidez, sabroso, con el matiz tostado de un roble perfectamente ensamblado.

Modificado por última vez en Jueves, 13 Octubre 2016 07:21

Asociate

¿Quieres Asociarte?

Estatutos AEGN

Descarga el los estatutos de la Asociación Española de Gastronomía y Nutrición en formato PDF

AEGN en Twitter

AEGN
Más del 4% del total de accidentes se producen en hostelería. Por eso, es necesario este manual que se acaba de pre… https://t.co/urlXZafFdC
AEGN
El vino que no provoca malestar ni dolor de cabeza https://t.co/xmyBzWw6f1 @PagoCarraovejas https://t.co/syHhjGjpvY
AEGN
Interesante actividad organizada por @musacces sobre la pluralidad de las artes, incluyendo la #gastronomía https://t.co/Pb1fkVju09
Follow AEGN on Twitter
Subir